Caracas

Caracas ciudad amada,
que te ensanchas
a los pies del
Avila protector,
pienso en lo hermosa que eres,
no me fijo en tus defectos,
me fijo en tus bondades
que saltan a la vista
de lo agradecida con los
que te aman.

Beso tu suelo en mi corazón
y en mi mente camino
tus senderos
desde el este al oeste
desde el sur hasta…
hasta la cruz…
la Cruz del Naiguata.

Armando Rondön